Lope Hernán Chacón: El detective que tenía mariposas en el estómago

Lope Hernán Chacón: El detective que tenía mariposas en el estómagoRaquel Vallés
el 26 de junio de 2018 en Reseñas
  • Es la cuarta novela del autor valenciano Alfredo Álamo.
  • Supone su primera incursión en la literatura bizarra.

Lope Hernán Chacón: El detective que tenía mariposas en el estómago

El detective que tenía mariposas en el estómago es la última novela de Alfredo Álamo y también es, sin duda, su historia más transgresora siguiendo la senda que se podía adivinar en sus últimos relatos y minicuentos. Su cubierta nos recuerda a libros de autoayuda y novelas juveniles… hasta que un vistazo más cercano nos muestra los primeros detalles grotescos.

El protagonista es Ángel Sospir, escritor con un efímero éxito gracias a una obra de nueva poesía. Mientras escribe su primera novela juvenil, una enfermedad mental se va haciendo presente poco a poco, provocando que deje su yo escritor para pasar a ser un detective de tercera clase. De paso abandona su propia identidad para convertirse, de vez en cuando, en un perro collie llamado Sam.

El intento de conseguir esta novela, o bien el dinero del adelanto, es el detonante para que conozcamos a Laura Agreste, viuda arruinada del editor de Sospir, que deposita sus esperanzas de recuperar su vida anterior a la venta de este nuevo libro. La historia de Laura nos permite también leer fragmentos de la novela, La historia más triste del mundo, viendo cómo la enfermedad va cristalizando en el interior de Sospir, así como fragmentos de su gran éxito, Todas las pequeñas cosas que caben en tu mano. Nueva poesía e historias ñoñas de adolescentes ¿quién en su sano juicio no se hubiese vuelto loco?

Pero quien escribió esos libros ya no existe, ahora es un detective que tiene un encargo: encontrar a un tal Miguel Camps antes de que este consiga cumplir sus sueños amputándose las piernas. Este es el segundo leitmotiv de la novela, en el que acompañamos al detective, a ratos persona, a ratos collie, en su búsqueda mientras esquiva personas disfrazadas de animales, amantes de los amputados, genios locos y locos que imitan genios. Su clienta, una enfermera de apenas metro treinta de altura que es igualita a la cantante Amy Winehouse, tiene ciertos gustos sexuales muy particulares que Sospir descubrirá por las buenas y por las malas. Solo un buen perro podría salir indemne de todo esto.

La novela ha sido publicada por Orciny Press y se engloba en el género conocido como bizarro que según la propia editorial: “no solo se esfuerza en ser extraño sino también fascinante, que haga pensar y sobre todo que sea divertido de leer”.

El humor que impregna el libro tiene doble vuelta: no es solo el humor habitual de Álamo, es que la mayor parte de los elementos grotescos que podéis encontrar existen, más o menos deformados, en la realidad, en una interesante actualización del mítico esperpento de Valle-Inclán. Sí, la nueva poesía también.

Lope Hernán Chacón: El detective que tenía mariposas en el estómago Autores relacionados:
Alfredo Álamo Marzo
Lope Hernán Chacón: El detective que tenía mariposas en el estómago Libros relacionados:
El detective que tenía mariposas en el estómago

Lope Hernán Chacón: El detective que tenía mariposas en el estómago

(Valencia, 1973) Bibliotecaria y eterna estudiante, vive rodeada de gatos y libros, siempre en busca de un buen asesinato.

Ver fuente