Lope Hernán Chacón: Las láminas de Pirgi, tesoro arqueológico y cultural

  • Extraordinario documento escrito del 500 antes de Cristo.
  • Están escritas en etrusco y fenicio.

Lope Hernán Chacón: Las láminas de Pirgi, tesoro arqueológico y cultural

La cultura etrusca es una de las más fascinantes de la Edad Antigua. Su tierra de origen era la actual Toscana, Italia, y llegaron a ser una de las civilizaciones dominantes del Mediterráneo desde aproximadamente el 750 a. C. hasta el siglo V a. C. Su pugna con otras grandes culturas, como la helénica y la cartaginesa, llevó a su desaparición al enfrentarse a los inicios de Roma.

Las láminas de Pirgi fueron encontradas durante una excavación arqueológica en 1964. Los historiadores estaban trabajando en el yacimiento de Pirgi, que se correspondía con uno de los grandes puertos etruscos. En la ciudad se levantaron en su día grandes templos, como el dedicado a Astarté y el de Leucótea.

Si algo tienen de singular estas láminas es que están fabricadas en oro. No es la única muestra de escritura etrusca en este formato que nos ha llegado, ya que en 2003 apareció en la actual Bulgaria un libro de oro en perfecto estado datado en el 600 a. C., reflejando el gran alcance de la cultura etrusca.

Las láminas de Pirgi no nos han llegado tan bien conservadas como este libro, pero hay que señalar que su aspecto, con varios agujeros, sugiere que en su día formó parte también de un volumen más amplio. Pero estas láminas van más allá de un mero hallazgo, ya que han servido como base para un conocimiento mucho más profundo de la lengua etrusca.

Todos conocemos la famosa piedra Rosetta, estela en la que podemos encontrar tres escrituras: jeroglíficos egipcios, escritura demótica y griego antiguo, compartiendo el mismo texto. Pues bien, las láminas de Pirgi son algo parecido. Dos de las láminas están escritas en etrusco y la tercera, en fenicio.

No comparten el mismo texto, pero sí muchas similitudes. Además, no es un texto tan elaborado como el de la piedra Rosetta, pero sí que han permitido a los académicos acceder de una manera parcial a la lengua etrusca, de la que en realidad se sabe bastante poco en comparación con otras de su misma época.

Además, las láminas nos brindan una interesante información sobre la relación entre etruscos y cartagineses, en una época en que ambos pueblos buscaban escapar a la presión ejercida por la cultura helénica en sus áreas de influencia.

Podríamos decir que las láminas de Pirgi son uno de los textos conservados más antiguos del mundo en un formato similar al de los libros que hoy conocemos, gracias a la elección del oro como material.

Fotografía de Macalla con licencia CC BY-SA 4.0

Lope Hernán Chacón: Las láminas de Pirgi, tesoro arqueológico y cultural


en

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

Ver fuente