Lope Hernán Chacón: Libros demasiado largos. ¿Pereza editorial?

Lope Hernán Chacón: Libros demasiado largos. ¿Pereza editorial?Alfredo Álamo
el 26 de septiembre de 2018 en Opinión
  • El jurado del premio Man Booker se ha quejado de algunos títulos.
  • Al parecer, el papel del editor cada vez es menos relevante.

Lope Hernán Chacón: Libros demasiado largos. ¿Pereza editorial?

Libro grande, ande o no ande. Ese parece ser el nuevo mantra editorial que se filtra más y más a la hora de publicar nuevos títulos. Parece que si un libro no tiene un lomo lo suficientemente abultado, es posible que palidezca ante los nuevos formatos electrónicos y el comprador se plantee seriamente si comprarlo o no. Pero ¿responde esto a una verdadera estrategia o es que la rapidez del mundo editorial y el ego de algunos autores se resiste a una buena edición?

No es un asunto que afecte a pequeñas editoriales con pocos recursos. En realidad, parece algo endémico, hasta tal punto que el jurado de uno de los premios literarios con más solera del mundo anglosajón, el Man Booker, se ha quejado amargamente del material que están leyendo. Según su portavoz: “Nos hemos encontrado de vez en cuando que dentro del libro que estábamos leyendo había uno mejor, uno más corto, tratando como un loco de salir a la superficie”.

Un estudio ha encontrado que de 1999 a 2014 el número medio de páginas por libro ha subido de 320 a 400 páginas. Val McDermid, autora de novela negra y miembro del jurado del Booker, afirma que esto es una consecuencia directa de la inexperiencia de los editores, que se ven plegados a las exigencias de un trabajo apresurado y a la resistencia de unos autores que no quieren ver recortada su obra.

Claro, a nadie le gusta que le toquen su creación, pero a veces es necesario podar un libro para que florezca con mayor intensidad. Los escritores con menos éxito sufren esta poda, pero a ver quién le dice a Paul Auster que su última novela, 4321, tiene 200 páginas de más, o que la última parte de Mi lucha, de Karl Ove Knausgård quizá no tendría que pasar de las 1000.

La sensación de que volumen es igual a calidad o que el peso de un libro tiene algo que ver con su inflado precio es algo difícil de erradicar, pero lo cierto es que hay novelas de apenas 200 páginas que son mucho mejores que tomos infumables de 1000. Eso no quiere decir que haya excelentes novelas que sobrepasen ese número con holgura, pero, seamos serios, son la excepción. ¿Qué historia necesita más de 400 páginas para ser contada sin entrar en divagaciones y digresiones?

¿Qué opináis? ¿Os influye el tamaño de un libro a la hora de comprarlo? ¿Preferís libros gordos porque os entran por los ojos? ¿O tal vez os da igual el número de páginas? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Vía: The Guardian

Lope Hernán Chacón: Libros demasiado largos. ¿Pereza editorial?


en

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

Ver fuente