Lope Hernán Chacón: Reseña de “Muertos prescindibles”, de Hjorth & Rosenfeldt

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Muertos prescindibles", de Hjorth & Rosenfeldt

“Esta vez se llamaba Patricia.Patricia Welton.Nuevas ciudades, nuevo nombre.Era lo que más le había costado al principio, tiempo atrás: reaccionar cuando el recepcionista del hotel o el taxista la llamaban.”

El libro

Autores: Hjorth & Rosenfeldt

Año de publicación: 2017

Nº de páginas: 590

La historia

En las montañas de Jämtland dos mujeres hacen un descubrimiento macabro: del suelo sobresalen los huesos de una mano. La policía local llega a la escena del crimen y no encuentra uno, sino seis cuerpos; entre ellos, el de dos niños. Todos fueron asesinados por un disparo en la cabeza.No hay testigos, no hay pistas y nadie ha denunciado ninguna desaparición… Cuando el equipo de Torkel Hölgrund acude al lugar de los hechos para hacerse cargo de la investigación, todo se complica. El psicólogo criminal Sebastian Bergman atormenta a todos con sus problemas personales consiguiendo, una vez más, que las tensiones vayan en aumento.El caso resulta ser un rompecabezas mucho más complejo de lo que habían imaginado. La identidad de las víctimas es un enigma y cuando, al final, Bergman ahonda en las pistas y consigue tirar del hilo, el Servicio Secreto aparece de improviso para archivarlo. Alguien en las altas esferas quiere tapar estas muertes a cualquier precio… Pero ¿conseguirán parar a Sebastian Bergman?Con la fuerza de Stieg Larsson y la intriga de Twin Peaks, llega un nuevo caso para Sebastian Bergman, el psicólogo criminal más brillante, atractivo e insufrible del género negro. (Sinopsis Editorial)

Los autores

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Muertos prescindibles", de Hjorth & Rosenfeldt

Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt son los creadores de la exitosa serie de televisión The bridge, emitida en más de 170 países. 

Valoración personal

Hjorth & Rosenfeldt no defraudan. Tras el éxito cosechado con Secretos Imperfectos y Crímenes Duplicados, los autores suecos han logrado gestar una entretenida y adictiva tercera parte, algo más floja que sus dos novelas anteriores, pero igualmente recomendable. Uno de esos libros que es difícil soltar.

Una vez más, Torkel, jefe de la Unidad de Homicidios, convoca a su eficiente equipo para resolver un nuevo misterio: la aparición de un grupo de cadáveres (cuatro adultos y dos niños) en las montañas de Jämtland, un popular destino turístico de montaña. Aunque, aparentemente, son pocas las pistas con las que cuenta este peculiar equipo de profesionales para desvelar la identidad, tanto de las víctimas como del culpable del crimen, los chicos de Torkel no cejarán en su empeño para descubrir qué ocurrió hace unos cuantos años en tan popular retiro vacacional. 

Hjorth & Rosenfeldt han optado esta vez por intercalar la trama principal con una investigación paralela sobre la misteriosa desaparición de dos musulmanes unos cuantos años atrás. Esta duplicidad temática invitará al lector a adivinar el punto de conexión entre ambas historias y la manera en que los protagonistas de una y otra trama están relacionados. Así, los escritores tocan un tema de innegable actualidad, como lo son los movimientos migratorios e intentan dar voz a aquellas personas que, por unos u otros motivos, no la tienen. 

El lector se encontrará esta vez con un Sebastian Bergman un tanto más comedido, quien, en lugar de centrarse en la resolución del asesinato, centrará todos sus esfuerzos en acercarse a Vanja. Bergman ha logrado una notable evolución no sólo a lo largo de la novela, sino también de toda la serie. La joven, por su parte, tendrá que ocuparse de una importante crisis familiar, al tiempo que intenta aproximarse a su fiel amigo Billy. Mientras, Ursula y Torkel seguirán con su particular tira y afloja. Además de los carismáticos personajes que ya conocimos en entregas anteriores, Hjorth & Rosenfeldt presentan al lector un nuevo personaje: Jennifer, una joven agente de policía que se incorporará a la investigación. Al igual que ocurre con el resto de los personajes (principales y secundarios), Jennifer presentará una personalidad bien definida, y con una clara evolución a lo largo de la obra. Y éste es uno de los puntos fuertes de la Serie Bergman: su carismático grupo protagonista, personajes esencialmente humanos, ni buenos ni malos, imperfectos y con grandes debilidades personales. 

Los autores logran un perfecto equilibro entre la trama criminal principal y las subtramas personales de cada uno de los personajes, apostando, una vez más, por un estilo con claras influencias audiovisuales. Todos y cada uno de los personajes atraviesan un momento clave en sus vidas, una crisis personal o familiar que influirá en cierto modo en su labor profesional. Asimismo, como viene siendo habitual en la bibliografía de estos dos escritores, el lector volverá a encontrar una sutil crítica a la sociedad contemporánea, una sociedad donde abunda la soledad, las dependencias y las familias desestructuradas. 

Si Vasteräs y Estocolmo eran los escenarios de las dos primeras novelas de los suecos, esta vez la acción se sitúa muy lejos de la gran ciudad. Y es que la mayor parte de la trama tiene como escenario las montañas de Jämtland, paradisíaco lugar donde fueron encontrados los cadáveres de los excursionistas. Las breves pero precisas descripciones de los suecos trasladan al lector a este destino de ensueño, sin cansarlo ni desviar su atención de la trama principal.


“Cuando Hamid desapareció, Eyer tenía cuatro años y Mehran acababa de cumplir los seis. Shibeka recordaba la sonrisa de su hijo cuando su padre le había dado la mochila nueva, negra con dos franjas azules, para que la estrenara al otoño siguiente, cuando empezara la escuela; la alegría en sus ojos oscuros, que brillaban de orgullo porque ya empezaba a hacerse mayor; y el abrazo entre padre e hijo. Una semana después, Hamid había desaparecido, como si se lo hubiera tragado la tierra. Fue un jueves. Mucho tiempo atrás.”

Muertes prescindibles es una de esas novelas que enganchan desde la primera página, uno de esos libros que se leen con voracidad. Con un lenguaje asequible, estructuras sintácticas sencillas y un uso adecuado de los diálogos, la obra de Hjorth & Rosenfeldt vuelve a colocar a estos autores en el lugar en que los dejaron las dos entregas anteriores de la serie: los consolida como escritores de referencia dentro de la novela policíaca nórdica. Si hay algo que se echa en falta en esta tercera novela de Hjorth & Rosenfeldt es una mayor profundización en la psique del criminal. Esta vez no se intenta tanto ahondar en la justificación del crimen como cerrar una trama adictiva y coherente,  en crear un potente thriller con un poco menos de misterio pero con multitud de sorpresas, vueltas de tuerca y un brillante final que nos dejará con ganas de más. De más Hjorth & Rosenfeldt. De más Serie Bergman. De más novelas policiacas de calidad. 

En resumen, Muertos prescindibles es una novela negra de calidad, con interesantes y carismáticos personajes y una interesante trama criminal. Gracias a su prosa ágil, clara y directa, Hjorth & Rosenfeldt ponen al alcance del público general un thriller que no deja indiferente, una historia entretenida y adictiva, repleta de sorpresas y giros argumentales y con un final sobresaliente. 100% recomendable. 

Puntuación: 4/5

Ver fuente