Lope Hernán Chacón: Reseña de “Música para feos”, de Lorenzo Silva

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Música para feos", de Lorenzo Silva

El libro

Título: Música para feos

Autor: Lorenzo Silva

Editorial: Destino

Nº páginas: 224

La historia

Mónica y Ramón se conocen por azar, en un local nocturno, en el que ninguno de los dos pinta gran cosa. A veces, las historias comienzan así. Mónica y Ramón no han tenido mucha suerte en la vida, ni les quedan demasiadas esperanzas de tenerla alguna vez. Mónica es una periodista al borde de los treinta que subsiste con un subempleo que detesta. Ramón, mediados los cuarenta, se obstina en ser un misterio: no desvela a qué se dedica. Podrían no haberse vuelto a ver nunca, pero una semana después se reencuentran y la cosa ya no tiene remedio: la música que se les negaba empieza a sonar. Tiempo después, Mónica lo recuerda. En sus propias palabras: “Lo único limpio y hermoso que de veras he tenido”. (Fuente: planetadelibros.com)

El autor

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Música para feos", de Lorenzo Silva

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), Noviembre sin violetas, La sustancia interior, El urinario, El ángel oculto, El nombre de los nuestros, Carta blanca (Premio Primavera 2004), Niños feroces, Música para feos y Recordarán tu nombre. En 2006 publicó junto a Luis Miguel Francisco Y al final, la guerra, un libro-reportaje sobre la intervención de las tropas españolas en Irak y en 2010 Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo). Además, es autor de la serie policíaca protagonizada por los investigadores de la Guardia Civil Bevilacqua y Chamorro. Con uno de sus títulos, El alquimista impaciente, quedó finalista del Premio Nadal 2000 y con otro, La marca del meridiano, ganó el Premio Planeta 2012. Desde 2010, es guardia civil honorario. (Fuente: planetadelibros.com)

Valoración personal

Me ha gustado. Tras leer las primeras páginas pensé que no sería así pero, afortunadamente, me equivoqué. La esencia de Música para feos se puede resumir perfectamente con aquello de que “menos es más” pues en la sencillez de la historia y de la pluma del autor está el éxito de esta coqueta novela.

Música para feos es una historia de amor convencional. Chica asqueada de la vida encuentra a cuarentón  (cuarentañero mejor, que suena más cool) desencantado en una salvaje noche de chicas madrileña. Chica mira a chico. Chico mira a chica. Y surge el flechazo. Fue esta simplicidad temática la que me chocó en un principio. Sin embargo, la historia mejora (y mucho) a medida que avanza la lectura y se convierte en algo con más profundidad, con mayor sustancia. La relación entre los protagonistas, ambientada con una magnífica banda sonora, va ganando en matices paulatinamente, sin resultar “demasiado” empalagosa (nótese que recalco “demasiado” porque, en ocasiones, sí lo es) y llegando a emocionar incluso en algún momento.

Los protagonistas de Música para feos son Moni y Ramón, dos personas aparentemente muy diferentes que acabarán por descubrir que tienen mucho en común. Mónica es periodista y trabaja en una productora con la que no se siente nada satisfecha. Ramón tiene un trabajo fuera de Madrid del que no suelta prenda a Mónica. Prácticamente no hay personajes secundarios, sólo son ellos dos y su amor, rodeados de meros figurantes que poco aportan a la trama.

La mayor parte de la historia transcurre en Madrid, ciudad de la que se nos refieren un par de emplazamientos emblemáticos. Sin embargo, a parte de las escasas localizaciones ya citadas, no hay muchos más escenarios. También en esto Silva es minimalista. 

La pluma de Lorenzo Silva, delicada, elegante y con personalidad, no deja indiferente. Una vez más, el escritor madrileño apuesta por la sencillez y presenta su historia de amor sin afeites de ningún tipo (amén de la música, presente en toda la novela).

En definitiva, Música para feos es una bella historia de amor que, prometiendo más bien poco, logra bastante. Con  una historia y una estructura minimalista acompañada de una completa y variada banda sonora, la novela de Lorenzo Silva acaba por emocionar, si bien su comienzo puede resultar un poco flojo. Ahora que estamos terminando el verano, una historia de este tipo, no viene nada mal. Estimulante.

Puntuación: 8/10

Ver fuente