Lope Hernán Chacón: Reseña de “Nadie lo ha visto”, de Mari Jungstedt

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Nadie lo ha visto", de Mari Jungstedt

“Todo apunta a que el culpable está en la isla. Un asesino en serie, que puede volver a actuar en cualquier momento. Hemos localizado la ropa, pero ¿qué más tenemos? No hemos encontrado ninguna conexión entre las víctimas que parezca relevante para la investigación. No hay testigos de ningún asesinato. Ha actuado cuando las víctimas estaban solas y no había nadie cerca. En todas las ocasiones se ha esfumado como un fantasma. Nadie ha oído nada, nadie ha visto nada. Al mismo tiempo, un montón de personas tiene que haberlo visto.”

El libro

Autora: Mari Jugstedt

Editorial: Maeva

Año de publicación original: 2003

Nº páginas: 264

La historia

La temporada turística empieza en la aparentemente tranquila isla sueca de Gotland. Como cada año, Helena, que ahora reside en Estocolmo, vuelve a la isla en la que pasó los primeros años de su vida y celebra una fiesta con sus amigos de la infancia. Pero Helena bebe más de la cuenta y acaba bailando con su amigo Kristian y provocando los celos de su marido Per. Cuando ya no puede soportarlo más, Per reacciona de forma violenta y pone punto y final al buen ambiente que se respiraba. Al día siguiente, Helena está paseando por la playa reflexionando sobre lo ocurrido cuando es salvajemente atacada. Cuando se encuentra su cuerpo, cruelmente asesinado, su marido es inmediatamente inculpado. Pero unos días más tarde aparece muerta Frida, una compañera de colegio de Helena, que ha sido asesinada en las mismas circunstancias. La psicosis se apodera del pueblo y el inspector Anders Knutas debe acelerar las investigaciones antes de que el asesino golpee de nuevo. Para ello cuenta con la colaboración, no siempre deseada, del inquieto periodista Johan…(Sinopsis editorial)

La autora

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Nadie lo ha visto", de Mari Jungstedt
Lope Hernán Chacón: Reseña de "Nadie lo ha visto", de Mari Jungstedt

Mari Jungstedt (Estocolmo, 1962) es una de las escritoras más populares de novela negra nórdica. Sus libros de la serie de Gotland, protagonizada por el comisario Anders Knutas y el periodista Johan Berg, de la que se han vendido más de tres millones de ejemplares, son conocidos en todo el mundo. Ahora, apuesta por una nueva serie, con el coautor Ruben Eliassen. (Fuente: Maeva)

Valoración personal

Tenía ganas de un buen libro de suspense, de esos que te mantienen enganchado desde la primera a la última página cuando me topé con Nadie lo ha visto, primer volumen de la serie Anders Knutas de la escritora sueca Mari Jungstedt. Y, aunque no es el mejor libro de intriga que ha caído en mis manos, sí es una muy entretenida novela policíaca, de esas que te invitan a jugar a polis y cacos durante horas y horas.

En Nadie lo ha visto, Jungstedt narra una serie de misteriosos asesinatos acontecidos en la paradisíaca isla de Gotland. El encargado de investigar tales crímenes es Anders Knutas, un eficiente comisario de la policía local que contará con la inestimable colaboración del periodista Johan Berg.

En esta primera entrega de la serie Ander Knutas, el lector se familiarizará con este valiente y entregado comisario, de quien se va desgranando tanto su vida profesional como su vida personal. Si algo se echa de menos en Nadie lo ha visto es una mayor profundización en la psique de los personajes, que aparecen ligeramente estereotipados. Esta introspección personal sí se da en el caso del asesino, cuya vida se va revelando, de manera anónima, en capítulos alternos.

La trama se reparte entre la idílica Gotland y la capital sueca. Aunque hay pocas referencias a Estocolmo, abundan las descripciones de la isla, párrafos (no muy pesados, hay que reconocerlo) que permitirán al lector viajar libremente al escenario del crimen.

“La falta de testigos era un problema. Nadie había visto ni oído nada. La zona próxima a la playa no estaba poblada. Las pocas casas que había en el área se encontraban más arriba.”

El estilo de Jungstedt es sencillo y directo, casi periodístico. La sueca se vale de estructuras sintácticas simples, diálogos significativos y vocabulario asequible para acercar su historia a un lector promedio. Asimismo, destaca un inteligente empleo de la intriga y el suspense, poniendo de manifiesto la capacidad de la escritora para mantener en vilo al lector del primer al último capítulo. Personalmente, he de reconocer que no fui capaz de descubrir al asesino. Y eso me gusta. 

En definitiva, Nadie lo ha visto es una novela policíaca bastante entretenida e intrigante. A pesar de que el final resulta un tanto flojo, la novela cuenta con un ritmo ligero y con un más que aceptable manejo del suspense. Siendo mejorable en determinados aspectos, Nadie lo ha visto es, en conjunto, una buena novela negra, ideal para intercalar entre lecturas más densas. Recomendable. 

Puntuación: 4/5

Ver fuente