Lope Hernán Chacón: Reseña de “Un hombre llamado Ove”, de Fredrick Backman

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Un hombre llamado Ove", de Fredrick Backman

“La gente decía que él era arisco. Tal vez tuvieran razón, no estaba seguro. Nunca se había parado a pensarlo. La gente también lo llamaba “asocial” y Ove suponía que eso significaba que no le gustaba mucho la gente. Y, bueno, con eso sí que podía estar de acuerdo. Por lo general, la gente no estaba en su sano juicio.”

El libro

Autor: Fredrick Backman

Editorial: Grijalbo

P.V.P: 17,90€

La historia

Ove no es el típico vecino con el que te apetece cruzarte en el barrio. Es un cascarrabias, un pesado que insiste hasta la exageración en mantener el orden y la disciplina, un casi sesentón solitario y resentido a quien el destino ha arrebatado demasiadas cosas.
Sin embargo, en la vida de Ove algo está a punto de cambiar. Una serie de circunstancias fortuitas van devolviéndole poco a poco la fe en el género humano. Y, al mismo tiempo, las personas que le rodean comienzan a comprender que su barrio no sería el mismo sin el gruñón de Ove. Sería un lugar más frío, menos solidario y, aunque parezca mentira, también mucho menos divertido… porque, al final, todo el mundo quiere a Ove. (Sinopsis editorial)

El autor

Lope Hernán Chacón: Reseña de "Un hombre llamado Ove", de Fredrick Backman

Fredrik Backman (Suecia, 1981) ha conseguido, pese a su juventud, situarse entre los escritores más populares de su país. Su divertida y entrañable novela Un hombre llamado Ove -un libro lleno de humor, sentimiento y sabiduría-, que destacó en 2013 como el libro más vendido de Suecia con más de medio millón ejemplares, le ha situado como uno de los escritores con más proyección del momento. Sin embargo, la notoriedad de Backman no se limita solo a su exitosa primera novela, pues se trata de un conocido bloguero que desde 2006 es columnista de la revista Xtra Helsingborg, afiliada al periódico de mayor tirada en Suecia, el Helsingborgs Dagblad. (Fuente: Megustaleer)

Valoración personal

Bueno, bonito y conciso. Sin duda, es la historia que más me ha sorprendido en lo que va de año. Y es que seguidora no acostumbra a leer este tipo de novelas. No por nada en especial, sino porque, por lo general, son otros géneros los que suelen captar toda mi atención. Aun así, debo decir que Un hombre llamado Ove es una historia absorbente e inspiradora, un emotivo relato sobre la vida y la muerte que, sin caer en sensiblerías baratas invita a vivir y a disfrutar de la vida.

Esta es la historia de un viejo gruñón que, tras la muerte de su esposa y tras una obligada y temprana jubilación, decide poner fin a su triste existencia. Sin embargo, Ove parece un hombre bastante ocupado para suicidarse ya que. siempre que intenta matarse, sufre algún imprevisto que lo obliga a postponer su decisión.

Backman ha creado un protagonista singular y entrañable. Ese viejo cascarrabias llamado Ove es un personaje rico en matices, con una personalidad fascinante que dará lugar a infinidad de escenas cómicas, y con una notoria evolución a lo largo de la trama. No sólo la compleja psique del protagonista es digna de mención, sino que también lo es la emotiva historia que el buen hombre carga a sus espaldas. Un hombre llamado Ove cuenta también con un interesantísimo puñado de personajes secundarios, representativas caricaturas de la sociedad contemporánea. Entre ellos destacan Parvaneh, la nueva vecina inmigrante, Jimmy, el joven adicto a las tecnologías y a la bollería o los inolvidables Anita y Rune. Todos ellos interaccionan entre sí originando un sinfín de episodios hilarantes que arrancarán al lector multitud de sonrisas y alguna que otra carcajada (sí, incluso a lectores como yo, tan reacios a las comedias).

Gran parte de la trama discurre en la urbanización en que reside Ove. Allí se verá obligado a relacionarse con vecinos nuevos y no tan nuevos que le ayudarán a plantearse la vida de otra manera. Y esto se hace bajo la forma de comedia, pero una comedia inteligente, deliciosa y un pelín extravagante, muy poco dada a sinsentidos. 

“Había descubierto que le gustaban las casas. Seguramente porque eran inteligibles. Se podían planificar y dibujar en un papel. Si no las sellabas bien tenían fugas, y si no las cimentabas bien se derrumbaban. Las casas eran justas, le daban a uno lo que se merecía. Lo que, por desgracia, era más de lo que se podía decir de las personas.”

Un hombre llamado Ove es una novela para todos los públicos. Adultos y jóvenes pueden disfrutar de las peripecias de este señor tan peculiar que cuenta con una adaptación cinematográfica nominada a los Óscar. Con un lenguaje llano y sencillo, y distanciándose de todo tipo de florituras, Backman ha demostrado un innegable talento para la comedia y el drama.

En definitiva, Un hombre llamado Ove es una novela maravillosa, que cuenta con inolvidables personajes y un emotivo argumento. Backman ha sabido crear una novela hilarante, divertidísima e inspiradora que se lee con facilidad y perdura en la mente del lector. Una historia fresca, entretenida, sensible y que vale mucho la pena. Sensacional. 

Puntuación: 5/5

Ver fuente